Programa Bandera Azul Ecológica se capacita en medición de gases de efecto invernadero

noticia1
  • Se trata de uno de los sistemas más reconocidos a nivel internacional: la herramienta de estándar corporativo de contabilidad y reporte del GHG Protocol

Unos 40 participantes del Comité de Programa Bandera Azul Ecológica (PBAE), del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) se capacitaron en la herramienta del estándar corporativo de contabilidad y reporte del GHG Protocol.

Esta herramienta permite realizar un inventario de los Gases de Efecto Invernadero (GEI). Los GEI son unos de los principales responsables del cambio climático.

El curso fue realizado por iniciativa de la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED) con el apoyo del ICT, del Ente Costarricense de Acreditación (ECA) y del Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (INTECO). Las empresas Holcim y Bridgestone presentaron sus casos de éxito aplicando el GHG Protocol.

El GHG Protocol será empleado para fortalecer el Programa Bandera Azul Ecológica. La idea es que las empresas y organizaciones que aspiren a los diferentes galardones apliquen la metodología.

La herramienta de estándar corporativo de contabilidad y reporte del GHG Protocol tiene como objetivo permitir a las organizaciones participantes generar un inventario de GEI para comprender su impacto ambiental y trabajar en acciones para minimizarla.

Esta metodología de medición es reconocida a nivel nacional e internacional y puede ser utilizada como insumo para obtener la certificación de la Norma Nacional C-Neutral y la norma ISO 14064, ambas referidas a la Carbono Neutralidad.

Según la Estrategia Nacional de Cambio Climático, la Carbono Neutralidad es la “práctica de reducir las emisiones de GEI y aumentar la fijación de carbono atmosférico en los ecosistemas terrestres, de tal manera que resulte en un balance neto igual a cero”.

Al finalizar el curso, los participantes estarán capacitados para guiar a sus organizaciones en la realización de un inventario de GEI, que les permita conocer su impacto ambiental y generar acciones para reducirlo. Este esfuerzo se une a las demás iniciativas que apoyan la meta país de la Carbono Neutralidad en el 2021.